viernes, 13 de marzo de 2009

Que tiempos!

Mil veces he pensado como lo haciamos antes para no aburrirnos, con lo poco que teniamos lo pasabamos en grande, nos podiamos pasar horas y horas jugando en la calle, que tenía que salir mi madre a darme el bocadillo, porque no habia manera de que entrara en casa; el bocadillo o el chiche en el plato, y entre salto y salto de la rayuela me daba un trozo de chiche y me metía un trozo de pan en la boca. Las siestas eran sagradas, nadie salía a la calle, hasta que tu madre decía que bajaba el sol, que a esas horas nadie estaba en la calle, y por supuesto no podiamos salir; en los veranos, una sabana al suelo, que estaba fresquito, y ala a ver la tele, a leer o haciendo el libro de vacaciones santillana; que yo antes de que terminara Julio ya lo tenía acabao, y en Agosto lo volvía a borrar pa´repetirlo. jiji


Echo de menos ver los niños corriendo por las calles, con las bicis de un lado para otro, las distancias entre barrio y barrio nos parecían enormes, y cuando nos ibamos a otra plaza o parque parecía que estabamos a años luz de nuestra casa.


Cuando había campos y nos poniamos a jugar al veisbol, hacer circuitos con las bicis, a jugar al fútbol, bueno a nosotras cuando nos dejaban los nenicos, pero alguna vez que otra si que jugabamos.
Cuando echo de menos la inocencia que había antes, y lo felices que eramos jugando a las canicas, al tenis en cualquier pared, al pillao, al pañuelo... Volveremos a ver esta imagen tan bonita? a mi me encantaría, aunque lo veo dificil.


También recuerdo cuando nos juntábamos en casa de algún amigo y pasabamos la tarde viendo alguna peli en vhs o beta, y comiendo sandwich de nocilla y tang. Disfrutábamos viendo ET, la de sufre mamón, alguna de parchis.



Ojala y volviera esa ilusión por tan poco, y no ambicionemos tanto, que mirad con lo poquito que eramos felices antes, y mirad ahora lo que necesitamos.

3 comentarios:

Darcy dijo...

Que recuerdos tan bonitos me has hecho revivir!! Quizàs en nuestros futuros hijos podamos resucitar esa inocencia, vièndoles que aunque pase el tiempo, la infancia se vive siempre igual.... quièn sabe.
Un beso!

alma máter dijo...

Pues si ¡qué razón tienes!!! y ahora que no les falta de nada y... pasan de todo. Lo veo por mis hijas, que tienen mil juguetes y yo creo que no saben ni con qué jugar.
Yo jugaba mucho en el patio de mi colegio al "churro vaaaa"... Jo qué tiempos!!!

Un besote y buen fin de semana!!!

Sandra dijo...

Que tiempos aquellos, si, lo que le pasa a los crios de hoy en dia es que lo tienen todo y valoran poco las cosas.

Un besete y feliz semana.